Ciberespías chinos logran sortear a EE UU y robar secretos militares vitales

Entre los contratistas de defensa, la empresa QinetiQ North America es conocida por sus conexiones en el mundo del espionaje y su asombrosa línea de productos. Sus aportaciones a la seguridad nacional incluyen satélites secretos, aviones no tripulados y software que emplean las fuerzas especiales de Estados Unidos en Afganistán y Oriente Próximo.

Sin embargo, la experiencia de esta veterana empresa de espionaje no pudo impedir que los ciberespías chinos la engañaran. Durante tres años, unos piratas informáticos vinculados al ejército chino se infiltraron en los ordenadores de QinetiQ y pusieron en peligro la mayor parte de su labor investigadora, por no decir toda. En un momento dado, se introdujeron en la red interna de la compañía aprovechando un fallo de seguridad que se había descubierto meses antes y nunca se había reparado.

Ahora que la Casa Blanca se dispone a pedir cuentas a China por la tecnología estadounidense que ha robado gracias a la piratería informática, las autoridades necesitan saber todavía cuánto daño está ya hecho. Durante sus años de ataques contra los contratistas de defensa, los espías robaron varios terabytes –es decir, cientos de millones de páginas– de documentos y datos sobre programas de armamento, un volumen que deja pequeño cualquier robo de secretos durante la Guerra Fría. Los piratas de QinetiQ quizá pusieron en peligro informaciones vitales para la seguridad nacional, como el despliegue y las capacidades de la flota de helicópteros de combate.

Fuente: http://internacional.elpais.com/internacional/2013/05/04/actualidad/1367700469_570919.html

Post to Twitter

This entry was posted in Internet, Redes and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.